Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Peru Páginas Web e Idiomas Skip to Content

 

Las empresas modernas son más conscientes del muestreo y monitoreo de los datos recogidos sobre el terreno y de cómo pueden garantizar que sus equipos, sistemas y procesos sigan siendo seguros, eficientes y productivos desde el punto de vista medioambiental. 

En términos generales, las “condiciones ambientales” indican en muchos casos calor, frío, humedad, vibración y otras variables ambientales que pueden ser adversas para el funcionamiento coherente y fiable de los equipos.

Y a fin de gestionar y reducir el impacto que tiene tu negocio o empresa sobre el medio ambiente, lo primero es supervisar para decidir un plan de acción. Por ello, a continuación te mostramos de qué se trata el monitoreo ambiental, los tipos que existen y sus beneficios.

¿Qué es el monitoreo ambiental?

El principal objetivo del monitoreo ambiental es gestionar y minimizar el impacto que las actividades de una organización tienen sobre el medio ambiente, ya sea para garantizar el cumplimiento de las leyes y normativas o para mitigar los riesgos de efectos nocivos sobre el entorno natural y proteger la salud de los seres humanos.

Dado que la población humana, las actividades industriales y el consumo de energía siguen creciendo, el desarrollo continuo de aplicaciones y dispositivos de vigilancia avanzados y automatizados es crucial para mejorar la precisión de los informes de vigilancia medioambiental y la rentabilidad del proceso de vigilancia medioambiental.

Y por su parte, los productos y programas informáticos de monitorización medioambiental, como los sistemas de gestión de datos medioambientales (EDMS), facilitan la aplicación y el seguimiento de los programas de monitorización y evaluación medioambiental.

De hecho, incluye un eje central de gestión de datos, alertas automatizadas de monitorización medioambiental, comprobación del cumplimiento, validación, control de calidad y generación de informes sobre comparaciones de conjuntos de datos.

Tipos de monitorización medioambiental

 

 

Existen tres tipos principales de monitoreo ambiental: el suelo, la atmósfera y el agua. Y algunos de estos métodos son la filtración, la sedimentación, las muestras electrostáticas, los impulsores, la absorción, la condensación, la toma de muestras y el muestreo compuesto.

De esta manera, esos datos recogidos se introducirán a un sistema de gestión de bases de datos, donde podrán clasificarse, analizarse, visualizarse y generar información útil para la toma de decisiones. A continuación, veamos cada uno de ellos a detalle:

1. Control de aire 

Los datos medioambientales recogidos mediante herramientas de observación especializadas, como redes de sensores y modelos de Sistemas de Información Geográfica (SIG), se integran en modelos de dispersión atmosférica, que combinan datos para detectar y predecir la concentración de contaminantes atmosféricos.

2. Control del suelo

El muestreo simple (muestras individuales) y el muestreo compuesto (constituida por un conjunto de muestras simples) se utilizan para vigilar el suelo, establecer líneas de base y detectar amenazas como la acidificación, la pérdida de biodiversidad, la compactación, la contaminación, la erosión, la pérdida de materia orgánica, la salinización y la inestabilidad de las laderas.

Además, las técnicas de muestreo medioambiental incluyen las de juicio, aleatorias simples, estratificadas, sistemáticas y de cuadrícula, de conglomerado adaptable, de agarre y pasivas, junto a la monitorización semicontinua y continua. Y también está la biovigilancia, empleada para medir y monitorizar rangos de parámetros biológicos y químicos.

A continuación, veamos algunas vigilancias a detalle:

  • Vigilancia de la salinidad: La teledetección, los SIG y la inducción electromagnética se utilizan para vigilar la salinidad del suelo, que en caso de desequilibrio puede causar efectos perjudiciales en la calidad del agua, las infraestructuras y el rendimiento de las plantas.
  • Vigilancia de la contaminación: Se usan técnicas químicas como la cromatografía y la espectrometría para medir elementos tóxicos, como residuos nucleares, cenizas de carbón, microplásticos, productos petroquímicos y lluvia ácida, que pueden provocar el desarrollo de enfermedades si son consumidos por personas o animales. 
  • Vigilancia de la erosión: El seguimiento y la modelización de la erosión del suelo es un proceso complejo en el que es casi imposible realizar predicciones precisas para zonas extensas. Sin embargo, gracias a la Ecuación Universal de Pérdida de Suelo (USLE) se puede intentar predecir la pérdida de suelo debida a la erosión hídrica.

3. Control del agua

En este tipo de control, se ejecuta una evaluación de las características fisicoquímicas, monitoreando los parámetros de campo en los distintos tipos de agua. Esto, con el fin de conocer su calidad, ya sea que se encuentre en su forma natural o haya sido sometida a los distintos acondicionamientos y usos que le da el hombre.

Asimismo, se monitorea aquellas aguas cuya clasificación sea definida en la Norma Técnica Peruana NTP 214.042:2012 “CALIDAD DE AGUA - Clasificación de la matriz agua para ensayos de laboratorio”. Y cuyas denominaciones se encuentran, dentro de los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) para agua y en las demás normas nacionales.

Objetivos del monitoreo ambiental

Al adoptar la monitorización medioambiental, tu empresa debe considerar cuáles son sus objetivos primarios y secundarios, lo cual les permitirá planificar el despliegue estratégico. Y en las aplicaciones industriales, las razones para la supervisión medioambiental incluyen:

  • Optimizar las operaciones en aras de la seguridad y la eficiencia: La monitorización medioambiental permite a las empresas observar y reaccionar a las condiciones cambiantes in situ, reduciendo el riesgo de fallos en los equipos, accidentes y daños resultantes.
  • Minimizar el impacto de una organización en el medio ambiente: Las instalaciones industriales pueden hacer un seguimiento y encontrar formas de reducir la contaminación o la emisión de carbono mediante técnicas de supervisión ecológica.
  • Validar los protocolos de seguridad en curso: En las industrias que requieren condiciones específicas en el emplazamiento para funcionar eficazmente, las empresas pueden evaluar sus procedimientos actuales mediante informes de vigilancia medioambiental.

Hasta aquí, hemos visto de qué se trata un monitoreo ambiental. Esperamos que este artículo te haya brindado la información necesaria para que sepas todo sobre evaluar y vigilar la calidad del medio ambiente y minimizar el impacto de las actividades humanas en el mismo.

¿Estás buscando soluciones integrales para llevar a tu compañía por el camino de la sostenibilidad?¡Contáctanos para más información!