Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Peru Páginas Web e Idiomas Skip to Content

 

¿Sabías que la escasez de agua preocupa cada vez más a las personas, el medio ambiente y la economía? Por ello, realizar una gestión sostenible del agua es una excelente manera de establecer una base de referencia para los indicadores medioambientales clave de tu empresa. 

A diferencia de la huella de carbono, para la que existe una metodología única y aceptada, existen varios métodos de huella hídrica para tener en cuenta el suministro, la regionalidad y la calidad del agua. Pero, ¿de qué se trata este indicador? A continuación, veamos qué es y para qué sirve la huella hídrica, así como su importancia y cómo reducirla. 

¿Qué es la huella hídrica? 

La huella hídrica es un indicador medioambiental que mide el volumen de agua dulce necesaria para producir los bienes y servicios que demanda la sociedad. Y permite determinar la magnitud del impacto generado por la actividad humana, obteniendo datos objetivos. 

De hecho, puede utilizarse para medir el consumo de agua de prácticamente cualquier cosa: desde la fabricación de un pantalón hasta el consumo total de un país, pasando, por ejemplo, por una cosecha o las actividades anuales de una empresa. 
 
El concepto de huella hídrica se estableció en 2002 como un indicador del uso del agua basado en el consumo que podía aportar información importante además de los indicadores estándar basados en el sector de producción. 

En términos generales, el objetivo de la huella hídrica es concienciar sobre el enorme volumen de agua que requieren nuestros procesos productivos y estilos de vida, con el fin de promover un uso racional y sostenible. 

¿Por qué es importante? 

¿Sabías que el agua dulce es esencial para nuestra vida diaria, pero su suministro es limitado? Por ende, es fundamental que las organizaciones sepan cómo medir su huella hídrica y tomen todas las medidas necesarias para mantenerla lo más baja posible.  

Actualmente, en una economía global, los consumidores son cada vez más conscientes de cómo los productos/servicios que adquieren afectan a la seguridad del agua en otras regiones del mundo. Y a fin de mantener la disponibilidad de agua dulce, pronto serán necesarias estrategias para reducir la huella hídrica.  
 
Sin embargo, dos tercios de las principales empresas del mundo están expuestas a riesgos empresariales relacionados con el agua que podrían provocar un cambio significativo en su negocio, sus operaciones o sus ingresos. En este sentido, una evaluación de la huella hídrica ofrecerá una nueva perspectiva para desarrollar una estrategia corporativa. 

Por ejemplo, conocer la huella hídrica de los lugares, arroyos y ríos donde se encuentran las huellas hídricas operativas y de la cadena de suministro es igual de importante para cualquier organización, ya que la escasez de agua o la contaminación pueden impedir o detener la producción, causando problemas en la cadena de suministro. 

¿Cómo reducir la huella hídrica? 

¿Quieres ahorrar agua? Acciones sencillas como cerrar la llave o reducir el desperdicio de alimentos son cosas que todos podemos hacer, y pueden reducir considerablemente nuestra huella hídrica.  

No obstante, como consumidores, podemos adoptar una serie de hábitos sencillos para reducir el consumo de agua en todos los ámbitos de nuestra vida, veamos cuáles son: 

Consejos para reducir la huella hídrica de los consumidores individuales  

- Reducir la cantidad de agua utilizada para ducharte y cerrar la llave mientras te enjabonas, te lavas los dientes o te afeitas. También, puedes instalar cabezales de ducha, inodoros y llaves ecológicas que puedan regular el caudal de agua. 

- Comprometerse con la eficiencia hídrica. Es decir, elige electrodomésticos con certificación de eficiencia energética para el hogar, y enciéndelos solo cuando estén completamente cargados. 

- Elegir un consumo responsable y una dieta más sostenible, rica en frutas y verduras, y reducir el desperdicio de alimentos. 

Consejos para reducir la huella hídrica en las empresas 

- Desarrollar un sistema de calidad medioambiental. 

- Fomentar los principios de reciclaje, reutilización y economía circular. 

- Digitalizar los procesos para evitar el uso de papel. 

- Trabajar con proveedores comprometidos con la reducción de la huella hídrica. 

- Realizar campañas de sensibilización para que participen todos los empleados de la empresa. 

¿Cómo empezar con el análisis de la huella hídrica?

Ahora que ya conoces de qué se trata la huella hídrica, para qué sirve y su importancia a nivel personal, empresarial y global. Seguro te preguntarás ¿cómo iniciar el análisis de huella hídrica en mi empresa? A continuación, te presentamos algunos consejos. 

1. Incorpora datos sobre el agua a tus sistemas: Los macrodatos pueden ayudar a las organizaciones, desde las PYME hasta las grandes empresas, a comprender y gestionar mejor su consumo de agua.

2. Mide el consumo de agua: Aunque la auditoría y el control del agua son los primeros pasos importantes para identificar el consumo de agua, también es importante entender la diferencia entre el uso directo e indirecto del agua. 

El uso directo del agua puede medirse de forma eficiente y sencilla dentro de la propia organización, mientras que el uso indirecto del agua es más difícil porque se extiende fuera de la organización, por ejemplo, el agua utilizada para fabricar el producto o servicio. 

3. Reconoce el valor del agua: Comprender el valor del agua fomenta la eficiencia y las mejores prácticas. Asimismo, reconocer los beneficios y riesgos asociados al agua permite a las organizaciones ser proactivas en lugar de reactivas en su gestión hídrica. 

4. Usa nuevas tecnologías: La adopción de nuevas tecnologías será clave para ayudar a tu empresa a reducir el consumo de agua y mejorar su uso operativo. 

Hasta aquí, hemos visto la importancia de la huella hídrica. Esperamos que este artículo te ayude a tomar conciencia y, como empresa, te decidas a implementar estándares de la gestión del agua o mejorar tus prácticas de gestión sostenible de la misma. 

¿Estás buscando soluciones integrales para llevar a tu compañía por el camino de la sostenibilidad? ¡Contáctanos para más información!