Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Peru Páginas Web e Idiomas Skip to Content

 

Nos encontramos en un contexto en el que ciudadanos, asociaciones, organizaciones e instituciones compartimos un mismo reto: solucionar el cambio climático. Y para lograrlo, una apuesta segura es aplicar estrategias de sostenibilidad que preserven y respeten los recursos naturales del planeta. 

Sabemos que las decisiones de una empresa pueden tener un impacto positivo en el medio ambiente y en la sociedad en general. Por ello, es importante evaluar cada acción de una empresa de forma holística, es decir, en su conjunto, y no de manera individual. 

En este nuevo contexto, los criterios ESG (social, ambiental y de gobernanza) están cobrando gran importancia en los últimos años y dando lugar a la figura de los inversores socialmente responsables. A continuación, veamos qué son y su importancia. 

¿Qué son los criterios ESG? 

Las siglas ESG reúnen factores fundamentales para evaluar la sostenibilidad de una inversión, aparte de los resultados financieros. Y para comprender el alcance de los criterios ESG, analicemos todas sus siglas:

- La E de "ambiental" se refiere a las prácticas adoptadas por una empresa en materia de conservación del medio ambiente. 

- La S de "social" considera el impacto que la organización puede tener en su entorno social inmediato. 

- La G de "gobernanza" se refiere al gobierno corporativo dentro de la organización. 

La primera de ellas abarca, por tanto, el efecto de las actividades de las empresas sobre la naturaleza. Las organizaciones no solo deben mitigar los posibles efectos negativos de su actividad, sino que también están obligadas a emprender acciones que generen un impacto positivo directo. 

La segunda área analiza las relaciones con las comunidades en las que la empresa está presente, evalúa si los recursos humanos promueven la igualdad y la diversidad entre la plantilla, y garantiza un entorno saludable tanto para el capital humano como para la comunidad local en general. 

Finalmente, la última área comprende cuestiones relacionadas con el gobierno corporativo de la empresa, su objeto, cultura, procesos de producción y gestión. Por ejemplo, en esta área, el gobierno corporativo puede llevar a cabo las siguientes tareas: 

- Considerar la composición y diversidad del consejo de administración. 

- Elaborar un código ético y una guía de buenas prácticas. 

- Comprobar la cadena de suministro para garantizar su cumplimiento. 

- Proporcionar información fiscal transparente en sus declaraciones. 

¿Por qué los criterios ESG son importantes?  

¿Sabías que las empresas invierten para crear valor? Esta es la estrategia que han adoptado la mayoría de las grandes empresas, lo que les permite invertir a medio y largo plazo. Pero, ¿qué significa crear valor? 

Este es quizás el principal objetivo de toda empresa, y el uso de criterios ESG contribuye a su consecución. La creación de valor no solo indica un aumento de las ventas y los ingresos, sino que conecta con algo más profundo y empático: la consecución y el reparto de una cierta riqueza interior.  

¿Por qué querría un consumidor convertirse en mi cliente? ¿Qué nos hace únicos? ¿Por qué no elegir a otro? ¿Merece realmente la pena? Todas estas son preguntas que una empresa se hace a diario para establecer mejor sus objetivos, y aquí es donde entra en juego la ESG.

Hoy en día, muchos consumidores ya no toman sus decisiones de compra basándose en factores clásicos, como el precio y la calidad, sino también en opciones éticas y sostenibles, gracias a las cuales pueden sentirse más satisfechos tras la compra.  

Aunque un amplio segmento de la población sigue prefiriendo elegir productos inmediatos y desechables, cada vez son más los que prestan atención al medio ambiente y al ecosistema en el que operan. 

Los criterios ESG permiten comprender mejor el código moral de una empresa y si está alineado con tu propia forma de pensar y tus valores morales, resultará mucho más fácil para un consumidor decidir confiar en tu empresa en vez de en otra y aumentar así su valor. 

La inversión ESG se centra en empresas que siguen principios medioambientales, sociales y de gobernanza positivos. Y, hoy en día, los inversores están cada vez más dispuestos a alinear sus inversiones con empresas y proveedores, lo que la convierte en un área de crecimiento apasionante que tiene efectos positivos en la sociedad y el medio ambiente.  

Un camino imparable 

Si bien algunos pueden ver un enfoque ESG como un intento más de aumentar el valor de una empresa, los datos muestran que es todo lo contrario: sin duda, el uso de ESG tiene un impacto positivo incluso y especialmente en el mediano y largo plazo. 

De hecho, ESG contribuye a la creación de valor de cinco maneras: 

1. Aumenta el crecimiento de las ganancias  

2. Reduce costos  

3. Reduce las intervenciones regulatorias y legales  

4. Aumenta la productividad de los empleados  

5. Optimiza las inversiones  

Hasta aquí, hemos visto todo lo que debes saber de los criterios ESG. Recuerda que los beneficios positivos de esta estrategia incluyen la expansión de la empresa y la durabilidad de su éxito. Entonces, ¿qué esperas? ¡Empieza a aplicar la ESG hoy mismo! 

¿Estás buscando soluciones integrales para llevar a tu compañía por el camino de la sostenibilidad? ¡Contáctanos para más información!