Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Peru Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Hay algunos riesgos a los que estamos expuestos sin saberlo. Uno de ellos es el asbesto, que, según diversos estudios, es altamente perjudicial para la salud, llegando incluso a provocar cáncer. Las dos variantes más importantes del asbesto son el crisotilo y el anfíboles.

El asbesto, también llamado amianto, ha sido utilizado por décadas en la fabricación de un gran número de productos de diversas industrias. En la construcción, por ejemplo, se ha usado para la producción de planchas, tanques de agua, pisos, azulejos, baldosas, pinturas, aislamiento, tuberías de agua, etc.

Pero también ha estado presente en la industria automotriz, en empaquetaduras, zapatas, discos de frenos, amortiguadores o embragues; entre otros sectores. 

Impacto en la salud

Desde hace unas décadas diversos organizaciones han advertido de los riesgos que representa el asbesto. En el informe Occupational Exposure Limit for Asbestos, realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1989, se señala que no hay exposición segura al asbesto.

Otro estudio, publicado por la OMS en 1998 y que forma parte del conjunto de monografías Environmental Health Criteria, demuestra la relación entre la exposición-respuesta al asbesto crisólito y enfermedades como la asbestosis y el cáncer de pulmón.

Del mismo modo, la investigación Llamamiento para la prohibición internacional del asbesto, elaborada por el Colegio Ramazzini, entidad referente en Seguridad y Salud en el Trabajo en América Latina, indica que el asbesto ha sido responsable de más de 200 mil muertes en Estados Unidos.

En nuestro país, el Ministerio de Salud ya en el 2003 señalaba en un informe la existencia abrumadora de pruebas científicas que constataban el carácter carcinogénico del asbesto crisotilo.
Debido a toda la evidencia científica y a los pronunciamientos de muchos organismos relacionados al cuidado de la salud pública y laboral, ya son más de 85 los países que han establecido regulaciones para la erradicación y/o control en el uso del asbesto (principalmente europeos), siendo el Perú uno de ellos.

Regulación del asbesto en el Perú

En febrero del 2011, se promulgó la Ley Nº29662, que prohíbe el asbesto anfíboles y regula el uso del asbesto crisotilo. La norma fue reglamentada el 4 de octubre del 2014 en el Decreto Supremo Nº028-2014-SA.

Asimismo, el Decreto Supremo Nº 015-2005- SA estableció en el 2005 los valores límites permisibles de agentes químicos para el ambiente de trabajo e identifica al asbesto como un agente cancerígeno, por lo cual la exposición de los trabajadores a este material es tipificado como una falta muy grave.

Sin embargo, de acuerdo con la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), previo a ello, durante siete décadas el ingreso al Perú de asbesto y de productos cuya composición contenía esta sustancia se produjo sin ningún tipo de supervisión y vigilancia. Sólo en el año 2005, según información brindad por Digesa, ingresaron al país más de 875 mil toneladas de asbesto. 

 
Escrito por: Katherine Castillo, Especialista en Seguridad y Salud Ocupacional