Skip to Menu Skip to Search Contacta con nosotros Peru Páginas Web e Idiomas Skip to Content

 En SGS nos hemos propuesto utilizar la tecnológica para ayudar a nuestros clientes a generar confianza entre sus grupos de interés.

En línea con este propósito, lanzamos recientemente en el Perú Draft Survey Tool (DST), una innovadora herramienta que permite que la lectura de calados, inspección que mide el nivel de inmersión del casco de una embarcación en la superficie del mar, se realice de manera más precisa, segura y rápida.

Como sabemos, la lectura de calados es un factor indispensable del draft survey, método que se usa para calcular el peso y, por ende, el valor de una embarcación. 

En el presente artículo, compartiremos los principales beneficios del DST y su impacto en el transporte marítimo, pero para ello es necesario explicar primero cuál es la importancia de la lectura de calados y cómo se realizaba de la manera convencional.

Importancia de la lectura de calados

La lectura de calados es imprescindible para elaborar el draft survey, método a partir del cual las empresas no solo determinan el peso y el valor de una embarcación, sino también cuánta más carga pueden agregar a una nave.  Es particularmente crítico en la minería, por el valor del producto que se transporta.  

Esta inspección exige una altísima precisión. Para que sea considerada óptima, una lectura de calados debe tener un margen de error de máximo 0.5 centímetros. Cada centímetro de error en la marca del calado puede representar un cálculo de entre 50 y 100 toneladas métricas por encima o por debajo de lo real.

El error de calcular mal el peso de la embarcación se traslada al cálculo del valor de la embarcación. Y también puede generar problemas logísticos diversos, como por ejemplo llevar más peso que el que una embarcación o incluso un puerto puede soportar. Desde luego, esto repercute negativamente en los costos de las empresas. 

Limitaciones del método tradicional

Parar realizar la lectura de calados de la manera convencional, una empresa, ya sea una minera, un trader o un tercero, tiene que disponer de un bote que se ubique a escasos metros de la embarcación que lleva la carga, la cual tiene una serie de valores pintados o soldados en el casco, usualmente en proa, centro y popa, y en los lados de babor y estribor.

Un especialista, a bordo del bote, tiene que acercarse a la embarcación lo máximo que le sea posible para identificar la marca de calado en el nivel de la superficie del mar.

Llevar a cabo el calado de la manera convencional es una labor complicada. A la precisión que exige, se suma el hecho de que en los puertos peruanos el mar suele presentar oleajes de hasta dos metros de altura, pudiendo haber errores en la lectura de calado de entre 2 a 10cm, que terminan siendo gravitantes.

En el concentrado de cobre, para citar un caso, cada centímetro de error en la lectura de calado en una embarcación representa aproximadamente 50 toneladas calculadas de más o de menos.

Considerando que el caso de error típico es de 3cm, son 150 toneladas a un costo de US$2,500 dólares la tonelada. Es decir, aproximadamente US$ 375 mil dólares considerados de más o de menos en un solo envío. 

El impacto del DST en la lectura de calado

Con el DST ya no es necesario ningún bote con un inspector de calados abordo.  Basta que en la cubierta de la nave una persona ubique el dispositivo en el borde superior del casco y dispare varias veces por minuto un radar que determina la distancia hacia el agua. Inmediatamente, el DST generar un promedio, que es la marca del calado.

Adicionalmente, el dispositivo permite tener el registro de las marcas de los calados en una aplicación móvil, lo cual le brinda al usuario un seguimiento adecuado, que puede ser de mucha utilidad para eventuales auditorías.  

En resumen, para realizar la lectura de calados el DST es mucho más preciso, rápido y seguro que llevar a cabo esta inspección de la manera convencional, así se cuente con el ojo más agudo del más entrenado de los especialistas.

Además, al no tener que recurrir a una lancha ni tener que contar con un especialista a bordo, la empresa evita un riesgo de seguridad y reduce costos. De esta forma, el DST ha cambiado la manera en que se ha realizado la lectura de calados en el último siglo.

 

 Por: Jorge Pedraza, Service Head del área de Natural Resources de SGS.