Skip to Menu Skip to Search Contacte con nosotros Peru Páginas Web e Idiomas Skip to Content

Por Úrsula Antúnez de Mayolo – Auditora Líder en el Perú de Gases de Efecto Invernadero y Huella de Carbono SGS

ursu

El Gobierno, a través del Ministerio del Ambiente (Minam), está preparando una ley marco sobre el cambio climático en el Perú, cuyos principales alcances serán, integrar el cambio climático en la planificación del desarrollo del país, fortalecer las instituciones y permitir la adaptación de los ciudadanos.

Los principales alcances de este proyecto nos fueron expuestos a un grupo de especialistas durante el evento “Hacia una Ley Marco de Cambio Climático en el Perú” dado por el Ministerio del Ambiente (MINAM), la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE) y la Cámara de Comercio Suiza.

Esta ley marco, deberá contar con lineamientos muy claros en los ámbitos de mitigación y adaptación al cambio climático.

En la parte de mitigación, durante los últimos años la estrategia ha sido enfocarnos en la principal causa del 50% de emisiones: La deforestación y cambio de uso de suelos. Sin embargo, también se debe actuar en la otra mitad que son la energía fósil, agricultura, minería, industria, servicios, sector que no ha recibido la atención suficiente en cuanto al grado de emisiones.

En mitigación, otro de los retos de la nueva ley, será establecer reglas de juego claras para las emisiones: límites máximos para las empresas, medidas para promover la inversión en energías renovables o la creación de un reporte obligatorio para grandes y medianos emisores, incentivar proyectos de reducción y habilitar la compensación local.

El segundo gran ámbito de acción debe ser el de la adaptación al cambio climático, que permitirá identificar las vulnerabilidades y prever soluciones ante la problemática del cambio climático (Fenómeno El Niño, Huaicos, otros).

No dudamos que la nueva ley marco sobre el cambio climático en el Perú, será una gran herramienta para enfrentar los nuevos desafíos que nos plantea el mundo del siglo 21, y desde [SGS estamos listos para seguir ayudando al país, a la sociedad, a sus instituciones y empresas, en verificar políticas y reporte de gases de efecto invernadero, gestión de la reducción y compensación de emisiones, así como la adaptación al cambio climático y la capacitación a diversas organizaciones.

BENEFICIOS DE LA LEY

  1. Para el ciudadano, una ley de cambio climático ayudará a que la población tome medidas para adaptarse a los cambios climáticos extremos y asegura la provisión de los bienes y los recursos a las generaciones futuras.
  2. Para la empresa privada, permitirá promover el desarrollo de nuevas capacidades para que las industrias generen nuevas tecnologías verdes y aprovechen el uso eficiente de sus recursos.
  3. Para el Estado, nos permitirá integrar el cambio climático en la planificación del desarrollo garantizando una gestión eficiente de los recursos públicos, fortaleciendo la economía y la institucionalidad del Estado y contribuyendo a la mejora de la calidad de vida de todos los peruanos.

EL CAMBIO CLIMÁTICO EN CIFRAS

Según el Ministerio de Ambiente (MINAM) estas son las cifras de cambio climático:

  • 67% de los desastres en el Perú están relacionados con fenómenos climáticos.
  • 2.6 millones de peruanos están expuestos a sequías.
  • 5.5 millones de peruanos están expuestos a precipitaciones muy intensas
  • 5.6 millones de peruanos están expuestos a períodos de helada y friajes
  • 14 millones de peruanos son vulnerables a la inseguridad alimentaria, vinculada al cambio climático.
  • S/. 10 soles será el ahorro por cada S/1 invertido en la preparación para el cambio climático.

MARCO INTERNACIONAL

  • Las leyes sobre cambio climático fortalecerán el cumplimiento de los objetivos de desarrollo sostenibles de las Naciones Unidas. A nivel global permitirá la creación de 380 millones de nuevos puestos de trabajo y que el sector privado alcance como mínimo US$12 trillones de ganancias al 2030
  • Asimismo, a nivel mundial se ha implementado reportes obligatorios de gases de efecto invernadero como Australia, Reino Unido, México, entre otros.